lunes, 28 de marzo de 2016

¿TE ECHO DE MENOS?

 Mi pequeñuela Roberta, de 14 años como cada año se fue de viaje con sus primos, un viaje muy chulo, muy intenso.
 Las instrucciones fueron muy claras, y no me importaba que no me llamase por teléfono, pero en el momento en el que tuviese opción, me tenía que mandar un mensajito diciéndome que todo estaba bien, y cómo lo estaba pasando.
  Cuando recibo su primer mensaje...
 _Mamá, todo OK.
 Y la foto de este pajarraco.
 Revisé y revisé mi móvil imaginándome que el resto del mensaje por alguna razón se había borrado. Y en cuanto salí de trabajar me fui a la oficina donde me vendieron el móvil y que estaba defectuoso porque no me entraban los mensajes.
 Su segundo menasaje fue al día siguiente.
 ¡Qué alegría!.
 Por fin...
 El mensaje decía así:
 _Mamá, todo sigue ok.
 Y la foto de un pez gigante rozando sus piernitas.
 Y volví a la tienda de móviles.
 Y otra vez me insinuaron que la tarada era yo.
 No podía ser...
 En mi cabeza sabía como era el mensaje que se había borrado.
   " Querida mamá:
   Me lo estoy pasando muy bien, pero te echo mucho de menos,
  muchísimo de menos, ojalá estuvieses aquí.
 También echo de menos a papá y a mi hermano,
 pero a la que realmente añoro es a ti.
 Hace calor y bla, bla, bla..."
  Pero no.
  Ahora que ya está aquí, su explicación es que no tenía ni tiempo para mandar un mensaje, y lo peor de todo...
 Su pensamiento...
_ Qué puedo estudiar en un futuro para poder recorrer el mundo entero?.
 Y el mío...
 _ Cariño, en casita con mamá...se está fenomenal.
 Os enseñaré fotos súper chulas.

2 comentarios:

  1. No cuentas esas cosas que me desespero. La que me espera!!!!

    ResponderEliminar
  2. Eres mundial,...pero mundial¡¡¡
    Muchos besos¡¡

    ResponderEliminar